Red Innovagro
CARGANDO...

Noticias


Acciones en el territorio para mitigar el cambio climático por INTA, Argentina

Pais: Argentina

Fecha: 13 de Mayo del 2022

Acciones en el territorio para mitigar el cambio climático por INTA, Argentina

Riego garantizado en quintas, uso óptimo del agua y fortalecimiento de la producción de hortalizas, entre las acciones de adaptación y mitigación al cambio climático que llevó a cabo el INTA como parte del programa Euroclima+. Los proyectos se trabajaron junto con productores de la agricultura familiar de Buenos Aires, Córdoba, Neuquén y Río Negro.

Debido a la agudización de las variaciones climáticas registradas en las últimas décadas afectan los ciclos naturales del planeta, cada 26 de marzo se conmemora el Día Mundial del Clima. Declarada en la Convención sobre el Cambio Climático en el año 1992, la fecha busca generar conciencia y sensibilizar a las personas a escala mundial sobre el impacto del cambio climático.

 

Desde 2019, el INTA forma parte del proyecto Euroclima+, un programa de la Unión Europea sobre sostenibilidad ambiental y el cambio climático con América Latina que focalizó sus acciones en tres sitios de la Argentina y uno de Colombia para identificar medidas de adaptación al cambio climático junto con las familias productoras de alimentos.

 

“Trabaja fundamentalmente medidas de adaptación de la agricultura familiar y se realiza en cuatro zonas de vulnerabilidad climática: uno en Colombia y otras tres áreas de intervención en Patagonia norte, en Córdoba y en Buenos Aires (cordón hortícola del Gran La Plata)”, destacó Diego Ramilo –miembro del centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar del INTA–.

 

“Hicimos un análisis de riesgo climático en talleres participativos analizando la realidad socioeconómica de 200 familias, y en base a eso percibimos varios riesgos climáticos relacionados sobre todo a eventos extremos como inundaciones o sequías”, explicó Iris Barth –miembro del grupo Resilientes del INTA-CIPAV–.

 

Las categorías definidas para trabajar los proyectos fueron biodiversidad, acceso al agua y fortalecimiento organizacional, en donde se trata de fortalecer el acceso a mercados de comercialización e información.

 

La sistematización de todo el proceso, tanto la parte del análisis de riesgo climático participativo con las familias productoras como la implementación de las medidas, tienen como fin producir un producto final que será entregado a los organismos públicos para planificar estrategias de adaptación y mitigación del cambio climático.

 

Para Ramilo, “el proyecto abrió un marco muy importante porque es la aplicación, ya con mirada en el servicio de extensión y de investigación institucional, de medidas que tienen que ver en la adaptación al cambio climático”.

Quintas con riego garantizado

 

Más del 70 % de las familias productoras del cinturón del Gran La Plata no son propietarias de las tierras que trabajaban, lo cual dificulta la inversión para instalaciones en el terreno. Además, tras un análisis participativo, se reconoció que las tormentas extremas son cada vez más frecuentes en la zona del cordón hortícola platense.

 

Entre los efectos de estos eventos climáticos se encuentran los cortes de energía eléctrica por caída de postes tras vientos fuertes, lo cual aumenta los riesgos y produce grandes pérdidas.

 

Bajo la necesidad de pensar estrategias para disponer de agua de modo constante, asegurar el insumo en todos los períodos, reducir el consumo energético para los periodos donde hay falta de electricidad, el proyecto de Euroclima logró instalar en 44 reservorios de agua en quintas de familias productoras de La Plata y Florencio Varela que permiten disponer de 40 mil litros a cada familia.

 

“Estos reservorios son una tecnología que está pensada y diseñada para que, en caso de que los productores tengan que irse, se puedan desarmar y se lo puedan llevar a otro campo”, explicó Marcos Hall –miembro del INTA IPAF Región Pampeana–. “Es un desarrollo que se ajusta a las necesidades reales del productor y que tiene una fácil implementación porque ya están conociendo la tecnología”, agregó.

 

Los reservorios se pueden cargar con agua proveniente de pozos a partir del uso de bombas de extracción con uso de energía. También pueden cosechar agua de lluvia si se aprovechan las canaletas en los invernaderos. Deber permanecer llenos para que, en caso de corte de suministro eléctrico, funcionen como un depósito que asegure la continuidad en la producción especialmente durante el verano.

Seguir leyendo

 


Nuestros miembros

Argentina

Bolivia

Brasil

Chile

Colombia

Costa Rica

El Salvador

España

Estados Unidos

Holanda

Israel

México

Nicaragua

Perú

Republica

Dominicana

Regional